Este martes conocerán medidas de coerción a ex oficiales que intentaron secuestrar a dos empresarios

El expediente acusatorio indica que los encartados habían instalado geolocalizadores imantados para dar seguimiento a las víctimas

SANTO DOMINGO (República Dominicana).- La Fiscalía del Distrito Nacional informó que quedó fijada para el próximo martes 13 de julio la audiencia de conocimiento de medida de coerción contra Mario Rafael Bretón, Luis Elías Cornelio Torres y Carlos De Jesús Minier, imputados de intentar secuestrar a dos empresarios dominicanos.

A través de un comunicado de prensa, el órgano acusador indicó que en primer momento la vista estaba fijada para este viernes 9, pero fue aplazada debido a una solicitud que hiciera la barra de la defensa a la Oficina de Servicios Judiciales de Atención Permanente.

El expediente, preparado por el Departamento de Investigaciones de Homicidios de la Fiscalía del Distrito Nacional, relata que el ex alférez de fragata de la Armada Dominicana Mario Rafael Bretón Santana, el excoronel de la Policía Nacional Luis Elías Cornelio Torres y el excapitán de la Policía Nacional Carlos de Jesús Minier son investigados por el seguimiento y vigilancia contra dos empresarios dominicanos, con fines de secuestrarlos y pedir un rescate.

La instancia también narra que los imputados instalaron dispositivos imantados de geolocalización satelital (GPS) en los vehículos en que se transportaban las víctimas, a los fines de conocer su ubicación y así facilitar los planes del secuestro.

El Departamento de Investigaciones de Homicidios de la Fiscalía del Distrito Nacional indicó que los exoficiales fueron arrestados en flagrante delito mientras tomaban fotos y enviaban ubicaciones de sus víctimas por vía telefónica.

Luego de evaluar las circunstancias y condiciones de los encartados, el Ministerio Público solicita sea impuesta la medida de coerción consistente en prisión preventiva, ya que no ofrecen garantía para presentarse a los actos del procedimiento, en razón de que no cuentan con el arraigo suficiente para descartar el peligro de fuga.

El órgano persecutor le ha otorgado al presente hecho la calificación jurídica de violación a los artículos 265, 266, 337 y 2 del Código Penal Dominicano y violación a los artículos 1,2,3 de la Ley 583-70 sobre secuestro.