Dominicanos residentes en el Haití, regresaron a territorio dominicano, tras la crisis política que vive ese país

 

Los dominicanos e empleados del cuerpo diplomático que labora en la embajada dominicana en Haití comenzaron a regresar desde este miércoles a su país de origen por el puesto fronterizo de la provincia de Dajabón, en temor de la inestabilidad política ocasionada por el magnicidio perpetrado contra Jovenel Moïse.

La comunidad internacional teme un recrudecimiento de la violencia, por lo que las autoridades dominicanas han dispuesto medidas especiales para garantizar la seguridad nacional y la de los dominicanos residentes en la nación vecina.

No obstante, la vecina nación se mantiene en relativa calma tras el asesinato de Moïse a manos de un comando armado.

El presidente Luis Abinader convocó al Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, que se reunió desde que se hizo pública la noticia del magnicidio y decidió activar el plan Gavión, con el que se ordenó el reforzamiento del patrullaje en los puntos críticos de la frontera con tropas de unidades tácticas especializadas.

La frontera fue cerrada por el Gobierno de la República Dominicana y se suspendieron los mercados fronterizos hasta nuevo aviso, pero únicamente se está permitiendo la entrada de los residentes en Haití para que retornen al territorio nacional.

En caso de hacerlo por avión sólo podrán tocar tierra por el aeropuerto Joaquín Balaguer en el Higüero.

También el Ministerio de Salud Pública emitió una alerta epidemiológica en todo el territorio nacional para que el personal de salud se mantenga alerta, debido a que históricamente las situaciones sociales y políticas de Haití han tenido repercusión en materia de salud en la República Dominicana.