William Lara, quien dio vida a Tarzan murió en un accidente aéreo

 

William Lara, protagonista de la serie "Tarzan: The Epic Adventures", falleció junto a su esposa, Gwen Shamblin Lara, fundadora de una iglesia que vinculó el cristianismo con la pérdida de peso, y otras cinco personas después de que la avioneta en la que viajaban se estrellara en EE.UU., informó este domingo la congregación.

Lara, también conocido como Joe Lara y quien había nacido en 1962 en San Diego, encarnó a Tarzán en la serie transmitida entre agosto de 1996 y mayo de 1997. Interpretó ese personaje también en 1989, en la cinta Tarzán in Manhattan.

Durante su carrera participó en producciones realizadas en países como Sudáfrica, Bulgaria y Rusia, indicó el portal de información de la industria cinematográfica IMDb, que destacó que además era piloto y un buceador certificado.

En un comunicado en su página web, la iglesia Remnant Fellowship confirmó hoy el "inesperado fallecimiento" de sus siete líderes.

El departamento de bomberos y rescate del condado de Rutherford informó el sábado que el pequeño avión había salido ayer del aeropuerto de Smyrna, en Tennessee, con rumbo a Palm Beach, en Florida.

La aeronave, una Cessna 501, se estrelló en el lago Percy Priest poco después de despegar, según el informe.

Además del matrimonio Lara, los otros ocupantes de la aeronave eran Jennifer J. Martin, David L. Martin, Jessica Walters, Jonathan Walters y Brandon Hannah, señaló el grupo de bomberos y rescate, y apuntó que se presumía que "todos" habían fallecido.

En el lugar del siniestro se encontraban este domingo distintas agencias trabajando en la investigación y en la recolección de los restos del aparato.

Remnant Fellowship describió en su comunicado a los fallecidos como "las mejores y más amorosas" personas y calificó lo ocurrido como una "horrible tragedia".

Además, indicó que los hijos de su fundadora, Michael Shamblin y Elizabeth Shamblin Hannah -que Gwen Shamblin Lara tuvo junto a su primer esposo, David Shamblin-, tienen la intención de continuar su sueño.

Un portavoz de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) indicó que están investigando el siniestro y que emitirán un informe preliminar en aproximadamente dos semanas.

"La Investigación completa tardará uno o dos años en culminar", agregó el portavoz, que no suministró detalles sobre lo ocurrido ni la condición de los ocupantes del avión. EFE News