Un padre lanza 80.000 centavos en el jardín como manutención a sus hijas, el destino dio un giro

 

Avery Sanford estaba a días de graduarse de la escuela secundaria en Virginia cuando su padre vació un remolque que contenía 80.000 centavos en el jardín delantero de su casa el mes pasado.

“Mi mamá salió y le dijo: ‘¿Qué estás tirando en mi jardín?’. Ella no supo quién era hasta que mi padre gritó: ‘Es el pago final de la manutención de mis hijas’”, reveló en una entrevista con la televisora WTVR.

Devastada por la exhibición de su padre, Sanford, de 18 años, su madre y varios amigos recogieron decenas de miles de centavos y se preguntaron qué deberían hacer a continuación. “Doné los $800 en monedas a un centro de abuso doméstico”, respondió la joven.

Funcionarios de Safe Harbor Shelter, una organización de Richmond que ofrece servicios para sobrevivientes de violencia doméstica, violencia sexual y trata de personas, confirmaron la donación a The Washington Post el jueves.

“Pudieron convertir una experiencia tan negativa, y lo que su hija presenció, en algo positivo. Encontraron una manera de cambiar esto y no sentirse devastados por ello”, dijo a The Post Cathy Easter, la directora ejecutiva de Safe Harbor.

Desde que los medios locales informaron por primera vez la historia esta semana, el refugio aceptó que ha notado un aumento de más de $ 5,000 en donaciones, y algunas personas citan a la familia como una razón para sus obsequios.

La madre mencionó que Sanford estaba a punto de graduarse de Deep Run High School y asistir a Virginia Tech en lo que debería ser un momento emocionante para ella, dijo Maupai a The Post.

“En cambio, tuvo que presenciar este espectáculo de su padre separado”, escribió la madre el 26 de mayo, según un correo electrónico obtenido por The Post.

Safe Harbor, que se fundó en 1998, se encuentra entre los grupos de servicios para víctimas en todo el país que han visto reducido drásticamente su acceso a fondos federales en los últimos años.

Entonces, cuando la madre de Sanford quiso donar el dinero al centro, Safe Harbor agradeció el regalo. Pero Easter y Maupai no esperaban lo que sucedió a continuación: una avalancha de donaciones impulsada por la acción de la familia. Maupai señaló que los obsequios que citaban la donación de Sanford como catalizador para la donación oscilaban entre $ 25 y $ 1,000.

“El hecho de que estos regalos lleguen en este momento es como un regalo del cielo”, dijo Easter. “Lamento mucho que la familia haya experimentado esto, pero estoy muy agradecido de que se acercaron y eligieron hacer esto y compartir su historia”. 

Fuente: Infoabe