Relatores piden al Vaticano que deje de proteger a los responsables de abusos sexuales a niños




Vista panorámica de la ciudad del Vaticano

Expertos de la ONU en derechos humanos piden al Vaticano que tome todas las medidas necesarias para detener y evitar que se repitan la violencia y los abusos sexuales contra los niños en las instituciones católicas, y a garantizar que los responsables rindan cuentas.

En una carta dirigida a la Santa Sede en abril de 2021, los expertos expresaron "la máxima preocupación por las numerosas denuncias” y por las medidas adoptadas por la Iglesia católica para proteger a los presuntos abusadores, encubrir los delitos, obstruir la rendición de cuentas y eludir las reparaciones debidas a las víctimas.

Los expertos aseguran que los concordatos y otros acuerdos negociados por la Santa Sede con los Estados limitan la capacidad de las autoridades civiles para interrogar, obligar a presentar documentos o procesar a personas relacionadas con la Iglesia Católica.

"Instamos a las autoridades de la Santa Sede a que se abstengan de realizar prácticas obstruccionistas y a que cooperen plenamente con las autoridades", dijeron.


También plantearon su preocupación por la presión ejercida para mantener la prescripción que impide a las víctimas denunciar los delitos cuando llegan a la edad adulta -cuando están más capacitadas para denunciar ante los tribunales el daño que han sufrido-.