Nueva variante del coronavirus Lambda, conocida como “andina”

 

La última y más reciente incorporada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la denominada lambda, que se encontró por primera vez en agosto del 2020 en Perú, cuando se le denominó C.37 o “variante andina”.

 Es la variante que se conocía como la “andina”. Ya fue detectada en 29 países de la región. El 15 de junio, la OMS clasificó a Lambda como variante de interés. Pero ahora un estudio de científicos de Brasil alerta que el impacto de Lambda puede ser de “preocupación”.

Ha incluida en la lista de variantes de interés a las que investiga para analizar cómo pueden estar afectando el desarrollo de la pandemia, aunque está presente en países de África y Europa, su mayor prevalencia se encuentra en América del Sur.

La variante del coronavirus Lambda, que antes fue llamada “andina” desde que se la detectó en Perú en el verano pasado, podría llegar a ser de “preocupación” mundial, según advierten científicos de Brasil en un nuevo estudio. Lambda ya está presente en 30 países, por el aumento de su frecuencia en los casos de pacientes con COVID-19 desde febrero pasado. Pero un estudio realizado en Porto Alegre, Brasil, advirtió que la variante Lambda tiene el potencial de ser una variante de preocupación.

Desde el inicio de la pandemia la aparición del variantes del coronavirus era esperable en tanto es un mecanismo natural que ocurre en la evolución de los virus. Van cambiando a medida que se propagan. Algunas variantes son “ventajosas” y pueden hacer que el virus sea más transmisible y desarrolle casos más severos o que reduzcan la protección ofrecida por las vacunas o que escapen a las defensas que desarrolla el organismo humano después de haber tenido la infección. También hay variantes que no tienen impacto sobre la pandemia. Pero las demoras que hubo en la vacunación han sido un factor clave para dar más oportunidad a que surjan e impacten más variantes de mayor riesgo para la salud pública.