Hoy 1 de junio inicia la temporada ciclónica y concluye el 30 de noviembre

 

Con la entrada del verano, las aguas del Océano Atlántico, del Mar Caribe y del Golfo de México aumentan su temperatura, lo que se ha demostrado que contribuye significativamente a la formación de estos fenómenos atmosféricos, debido a eso se ha establecido como Temporada Ciclónica para esta región el período, comprendido entre el 1 de junio hasta el 30 de noviembre de cada año.

Aunque puede haber ciclones o tormentas tropicales durante todo el año (excepto Marzo). En el Golfo de México y el Caribe Occidental, por ser aguas más tranquilas, el calentamiento precede al resto, originándose allí los primeros sistemas ciclónicos de la temporada.
A medida que avanza el verano el sol se va desplazando a latitudes más boreales (hacia el norte) de modo que los huracanes se producen al norte del Caribe y se desplazan, debido al movimiento de rotación de la Tierra, hacia el Oeste, arribando frecuentemente a la costa Este de Estados Unidos después de haber pasado por los países del Caribe (especialmente Puerto Rico, República Dominicana, Haití Cuba, Las Bahamas).

Primero arriban a la costa de Florida y, a medida que avanza el verano del hemisferio norte (agosto – septiembre) y según la potencia del huracán, pueden llegar a los estados centrales de EE.UU e incluso a los más norteños de la costa atlántica y avanzar continente adentro.
Al final de la temporada, cuando el agua comienza a enfriarse otra vez, los huracanes se forman nuevamente en el Caribe y el Golfo.
Clasificación de los Ciclones Tropicales
De acuerdo con la intensidad de sus vientos sostenidos se clasifican en:

 • Depresión tropical: Es un sistema organizado de nubes con una circulación definida y cuyos vientos máximos sostenidos son menores de 62 km/h (33 Kt). Se considera un ciclón tropical en su fase formativa. Puede formarse lentamente a partir de una perturbación tropical o de una onda de los vientos del Este que no alcanza a organizarse.
• Tormenta tropical: Es un sistema organizado de nubes con una circulación definida y cuyos vientos máximos sostenidos fluctúan entre 62 y 118 km/h (34 a 63 Kt).
• Huracán: Es el más severo de los fenómenos meteorológicos conocidos como ciclones tropicales. Se caracteriza por un intenso centro de baja presión, rodeado de bandas nubosas dispuestas en forma de espiral que giran alrededor de su centro (ojo del huracán) en sentido contrario de las agujas del reloj en el Hemisferio Norte y en el mismo sentido de las agujas del reloj en el Hemisferio Sur, produciendo vientos que sobrepasan los 119 km/h (64 Kt) y provocando lluvias torrenciales. Vientos de más de 240 km/h han sido medidos en los huracanes más intensos. 

Precauciones y recomendaciones a seguir en caso de huracán o ciclón tropical
Si se prevé que un ciclón afectará su zona, siga las siguientes instrucciones:

ANTES del huracán
Cortar las ramas de los árboles más cercanos;

Guardar los objetos que pueden volar con la brisa;

Mantenerse informado escuchando la radio, la televisión o un sitio Internet mientras sea posible para escuchar los mensajes de alerta;

Reforzar las estructuras como los techos;

Tapar las ventanas y puertas con paneles de madera clavados;

Poner cinta en los vidrios y desmontar los de grande tamaño;

Guardar las herramientas necesarias;

Prever varios suapes y cubos;

Hacer reservas de alimentos en lata, y agua embotellada, así como medicamentos de primer auxilio;

Poner los animales en su abrigo;

Permanecer en la casa;

DURANTE el huracán
Permanecer en los lugares más resistentes de la casa (baño, sala…)

Alejarse de los vidrios,

Monitorear la resistencia del lugar;

Monitorear el riesgo de inundación;

No salir durante el ojo del ciclón, aunque se calmen los vientos, no salga;

Ser más vigilante durante la noche;

Esperar el final de la alerta para salir.

DESPUÉS del huracán
Cuidado con la marea de tormenta que puede llegar después del paso del ciclón ;

Evaluar los peligros: Alejarse de los puntos bajos, no tocar los cables eléctricos o cables de teléfono, verificar el estado de los alimentos;

Reparar la casa;

Prestar su ayuda para quitar los escombros de los caminos y calles;

Evitar los desplazamientos;

Conducir con prudencia.

Fuente: calendario escolar.com