Defensa Civil coordina acciones con directores provinciales para Temporada Ciclónica 2021

 

El director ejecutivo de la Defensa Civil, Juan Salas, encabezó este día una reunión con los 32 directores provinciales de la institución de socorro, con quienes coordinó las acciones a tomar para asistir a la población ante cualquier fenómeno que pueda afectar al país durante la Temporada Ciclónica 2021.

Salas informó que para esta temporada el organismo de socorro dispondrá de un total de 14,321 voluntarios y 450 empleados a nivel nacional y que en coordinación con los 32 directores provinciales, la entidad ha elaborado un Plan Operativo que contempla una serie de medidas de prevención y preparación, para fortalecer la capacidad de respuesta de la institución ante cualquier fenómeno que se produzca.

Según la Universidad Estatal de Colorado (CSU), en Estados Unidos, señaló que en la cuenca del Océano Atlántico, la temporada de huracanes, que cada año inicia el primero de junio y culmina el 30 de noviembre, tendrá una actividad “superior al promedio anual” con ocho huracanes (cuatro de gran magnitud) y 17 tormentas tropicales con nombre.

“Disponemos de 313 médicos, paramédicos y técnicos en emergencia especialistas en búsqueda y rescate, calificados para brindar asistencia en los casos que se presenten, así como 16 ambulancias equipadas y dotadas de medicamentos. Al igual que 21 embarcaciones, con 35 buzos y 135 salvavidas, para el rescate acuático”, resaltó el director ejecutivo de la defensa Civil Juan Salas.

Igualmente, la institución dispone de seis unidades caninas, nueve unidades móviles de rescate, 250 vehículos todoterreno y cuatro aeronaves no tripuladas (drones), con el propósito de realizar labores de búsqueda y localización de personas ubicadas en zonas vulnerables y de difícil acceso.

Asimismo, la Defensa Civil cuenta con un equipo de radio VHF, con capacidad de 128 canales en frecuencia de radioaficionados, para restablecer la comunicación en caso de que resulte afectada.

En esa medida, disponen de cinco centros de acopio y 2,396 centros colectivos (albergues) georreferenciados, distribuidos en todo el territorio nacional, con una capacidad de alojamiento para 557,193 personas que requieran ser evacuadas de zonas vulnerables; las ubicaciones de estos albergues se encuentran disponibles en la página web de la institución.

Mientras que para su uso, se realizarán las coordinaciones de lugar con el Ministerio de Salud, en procura de tomar las precauciones de lugar que garanticen las normas de distanciamiento social entre las personas evacuadas y albergadas, evitando con ello la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).



Medidas preventivas

En procura de minimizar el riesgo de las zonas vulnerables, Salas Rosario indicó que, en coordinación con los integrantes de los comités de Prevención, Mitigación y Respuesta (PMR) ante desastres provinciales y municipales, el personal de la Defensa Civil realiza limpieza de imbornales y cañadas, poda de árboles, al igual que verificaciones del tendido eléctrico, en conjunto con las empresas distribuidoras de electricidad.

Asimismo, esta campaña preventiva contempla recorridos por los distintos medios de comunicación, escuelas, programa radial, distribución de brochures informativos, perifoneos, integración de redes comunitarias, difusión de mensajes en redes sociales y página web, donde se orienta a la población sobre qué hacer antes, durante y después de un huracán.

También se realizarán capacitaciones de primeros auxilios básicos en la modalidad presencial y virtual a través de la Escuela Nacional de Gestión de Riesgos; y una Sala de Situación que permanecerá disponible las 24 horas, para que los ciudadanos puedan recibir asistencia o reportar cualquier novedad a través de los números de teléfono 809-472-8617 y 809-472-8614.

Además, cuentan con el centro de monitoreo del Sistema Integrado Nacional de Información (SINI), el cual les permite realizar análisis de amenazas, vulnerabilidades y riesgos de las comunidades que puedan resultar afectadas durante la temporada, facilitando la toma de decisiones del Consejo Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta que preside el presidente de la República y del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

 Al mismo tiempo, este sistema les permite diagnosticar la capacidad de respuesta institucional de la Defensa Civil, para actuar en caso de que se produjera una eventualidad de fuerza mayor.