Abinader: solo un pueblo que sabe de dónde viene y hacia dónde se dirige, puede caminar seguro hacia la paz

 


andatario inaugura exposición “1961: el año de la libertad” que estará abierta durante 6 meses

El presidente Luis Abinader inauguró este sábado la exposición “1961: el año de la libertad” y en el marco de esta dijo que solo un pueblo que sabe de dónde viene y hacia dónde se dirige, puede caminar seguro hacia la paz, la igualdad, la solidaridad, la justicia social y el respeto a los derechos ciudadanos.

Del mismo modo, llamó a honrar la memoria de los hombres y mujeres que todo lo dieron por la recuperación del estado de derecho y la consolidación de la democracia.

"Honremos también hoy aquí a los que vendrán mañana para mantener la antorcha encendida de nuestra libertad. Seamos, pueblo dominicano, los dueños de nuestro destino y llevemos siempre como bandera la luz de la libertad en nuestra alma inconquistable", declaró el mandatario.

Estas declaraciones las ofreció el gobernante en el marco de conmemorarse el 60 aniversario del ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo Molina, este 30 de mayo.

El presidente Abinader habló durante la inauguración de la una exposición en el Centro de los Héroes con el nombre de “1961: el año de la libertad”.

Durante el evento acompañaron al presidente Abinader la primera dama, Raquel Arbaje y la vicepresidenta, Raquel Peña.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco; el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina; la ministra de Cultura, Carmen Heredia y la alcaldesa, Carolina Mejía, así como ex combatientes y representantes de fundaciones patrióticas.

Trabajar para desterrar la corrupción y la impunidad

“Quiero destacar que esta conmemoración del 60 aniversario del ajusticiamiento del dictador no es sólo un acto de reivindicación de aquella gesta patriótica y de todas las luchas de la resistencia nacional y el exilio dominicano, sino una manifestación de mi firme convicción de trabajar por desterrar para siempre los males heredados de la dictadura, como la corrupción, la violencia o la impunidad, los cuales sigue sufriendo hoy nuestro país", afirmó el jefe de Estado.

El presidente Abinader manifestó que está consciente que la lucha por la institucionalidad democrática nunca termina ni terminará, porque siempre hay amenazas y oportunidades de mejorar.

Expresó que los dominicanos debemos estar orgullosos del camino andado hasta ahora, resaltando que han habido cambios significativos en la sociedad dominicana en estos 60 años: y entre estos citó que el tamaño de la economía se multiplicó por 16 y que la población se cuadruplicó, "la riqueza real por habitante se quintuplicó, y somos la segunda economía de América Latina que más convergencia logró con la economía de Estados Unidos en este tiempo".

Sobre la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina dijo que fue la máxima expresión del terrorismo de Estado, perpetrado de forma despiadada contra su propio país.

"Trujillo se aprovechó de la bondad del Pueblo Dominicano, que anhelaba contar con una soberanía intacta y libre de ocupaciones extranjeras, como la de 1916, para apropiarse del poder, poniendo en marcha su maquinaria absolutista, megalómana y sanguinaria" indicó el primer mandatario.

Del mismo modo, el jefe de Estado valoro la actitud valiente de Antonio Imbert Barrera, Luis Amiama Tió, Pedro Livio Cedeño, Antonio de la Maza, Modesto Díaz, Roberto Pastoriza, Salvador Estrella Sadhalá, Juan Tomás Díaz, Luis Manuel Cáceres, Huáscar Tejeda y Amado García Guerrero, quienes consideró cumplieron con el firme compromiso de defender la patria y legarnos una República Dominicana libre y democrática.

"Somos los herederos de una memoria colectiva que debemos cuidar. Pero, sobre todo, proteger como el legado más preciado para las futuras generaciones. Alma joven y reivindicación constante. Ese es el gran valor de nuestro pueblo”, expresó el presidente Abinader.

Detalles exposición “1961: el año de la libertad”

La muestra que se exhibe en el Centro de los Héroes es un recorrido por los 31 años de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, y abarca los hechos posteriores al tiranicidio, días claves en los que el pueblo expresó en las calles sus anhelos de libertad y justicia.

Estará expuesta en la Plaza de las Américas, área mejor conocida como “La bolita del mundo”, al sur del Palacio de Justicia del Centro de los Héroes, y estará abierta al público durante seis meses. Tendrá también una versión digital disponible en internet.

En la exposición también se exhibe una selección de fotos, documentos y relatos del intenso período que marcó el inicio de la transición democrática, con una plataforma pedagógica para comprender la tarea inconclusa hacia el Estado social, democrático y de derecho.

“1961: El año de la Libertad” es un homenaje a la lucha y a la resistencia del pueblo dominicano contra 31 años de oprobio y abusos de todo tipo, tanto en el ámbito de los derechos humanos como en el aprovechamiento ilícito del patrimonio del Estado.

Hace poco tiempo, el presidente Luis Abinader emitió el Decreto 335-21, mediante el cual se declara el 30 de mayo de cada año como el Día de la Libertad, en homenaje a la resistencia nacional y a las víctimas de asesinatos, desapariciones, torturas, abusos y desmanes cometidos contra el patrimonio del estado dominicano durante los 31 años de gobierno dictatorial dirigido por Rafael Leónidas Trujillo Molina.