Ángel Rondón, el socio dominicano del Canal de Isabel II, detenido por el ‘caso Odebrecht’

 
Ángel Rondón, “socio estratégico” de la filial del Canal de Isabel II en la República Dominicana, ha sido detenido este lunes en el país caribeño junto a otras nueve personas por su presunta participación en el soborno de funcionarios para que la constructora brasileña Odebrecht consiguiera contratos públicos. Según las primeras investigaciones, Rondón habría recibido a largo de varios años 92 millones de dólares (algo más de 85 millones de euros) para comprar voluntades en favor de la multinacional, que está inmersa en un mayúsculo escándalo después de admitir prácticas similares en de una docena de países de África y América Latina.
 
El juez Eloy Velasco, que está investigando en España presuntas prácticas corruptas de las filiales del Canal en Latinoamérica (operación Lezo), sospecha que Rondón también ha estado pagando “periódicamente comisiones ilegales relacionadas directamente con contratos públicos” a favor de la firma dominicana subsidiaria de la empresa pública madrileña. Así lo dice el magistrado en el auto del 21 abril que llevó a la detención, entre otros, del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.
 
De momento, Rondón ha sido detenido junto a otras nueve personas, en el marco del caso Odebrecht, acusadas de presuntos delitos de soborno, asociación de malhechores, prevaricación, desfalco y enriquecimiento ilícito, entre otros, según una nota hecha pública por la Procuraduría (fiscalía) General de República Dominicana. Aparte de ellos, se ha solicitado a la Interpol que arreste a una persona más que se encuentra en Panamá, y a las autoridades dominicanas que levanten “la inmunidad parlamentaria a los senadores Julio César Valentín y Tommy Galán, y al diputado Alfredo Pacheco, para que respondan ante la Justicia por su presunta implicación”, dice la nota de la Procuraduría. El procurador ha asegurado que "cada una de estas personas están siendo sometidas a la Justicia con expedientes sólidos y bien instrumentado".
 
Ángel Rondón Rijo, a quien el consejero madrileño de Presidencia, Ángel Garrido, describió como "socio estratégico" del Canal durante una comparecencia en abril de 2016, el controla un 35% de las acciones (el 10% a su propio nombre y el resto como representante de otras dos empresas) de la empresa AAA Dominicana, empresa dedicada a prestar servicios de suministro de agua.
 
 El otro 65% está en manos de Inassa, compañía con sede en Colombia y perteneciente en un 81% al Canal. Esta es, a su vez, la que controla el resto de polémicas filiales americanas de las que el actual Gobierno regional tiene previsto desprenderse. El Ejecutivo de Cristina Cifuentes pidió por carta a Rondón el pasado mes de febrero, cuando se supo que la fiscalía dominicana lo estaba investigando, que abandonase temporalmente su puesto de copresidente del consejo de administración de AAA Dominicana.
 
Fuente el Pais