Donald Trump y los servicios de inteligencia

El presidente electo compareció acompañado del vicepresidente electo Mike Pence y sus hijos Don Júnior y Eric, además del equipo de abogados encargado de avalar sus decisiones para deshacer las sospechas sobre sus conflictos de interés.

El caso se complicó unas horas antes de la rueda de prensa, cuando se conoció que los jefes del espionaje de EE UU han transmitido a Trump una información no verificada pero potencialmente muy dañina para el futuro presidente.

“Sobre el pirateo, creo que fue Rusia”, dijo Trump, en la primera admisión clara, por su parte, de la responsabilidad de este país en el intento de sabotaje de las elecciones del 8 de noviembre. Los servicios de inteligencia estadounidenses creen que ayudar a Trump era el objetivo del robo y difusión de correos electrónicos del equipo de la candidata demócrata Hillary Clinton. El presidente ruso, Vladímir Putin, controló la operación, según estas Fuentes.

Las conclusiones, divulgadas en diciembre, abrieron un enfrentamiento entre el presidente electo, que se negaba a aceptarla, y la llamada comunidad de inteligencia, irritada por las burlas y ataques del próximo comandante en jefe.

El País